jueves, 11 de setiembre de 2008

¿Son los bloggers adictos a Internet?

Nadie en la actualidad puede negar la importancia que tiene Internet en nuestras vidas. Hace como 15 años una radio local (RPP ) incluía en sus slogans habituales "siempre actualizados mediante el sistema web". ¿Que era el sistema web ?. Pues simplemente lo que conocemos hoy en día como Internet. Como todas las cosas adiccion0 nuevas, al inicio hay una mezcla de incredulidad, falta de información e imperioso deseo de tenerlo aunque no se sepa para que, por que ni cómo tenerla o mantenerla. Así como al inicio los que decían que tenían un TV a color era símbolo de estatus, luego tener un celular era símbolo de estatus, más adelante tener cable era símbolo de estatus y en su momento tener acceso a Internet era símbolo de estatus, hoy en día no podemos conceptuar la vida cotidiana sin un televisor de alta resolución, un celular (mínimo) con funciones de cámara, vídeo grabadora, pocket pc con acceso a Internet, radio y sabe Dios que más cosas, acceso no sólo a cable digital sino a televisión digital con más de 200 canales mínimo y por supuesto tener acceso a Internet con tecnología ADSL y conexión Wifi que nos permite unir los 3 servicios mencionados previamente en un sólo conglomerado de tecnología que ni Buck Rogers en su momento soñó tener en su departamento.

E Internet marcó las distancias que antes eran abismales convirtiéndolas a escalas microscópicas, haciendo que el viejo adagio de "el mundo es un pañuelo" se convierta en algo así como "el mundo es un clic de ratón".  Toda la sociedad se fue mudando de a pocos a este universo paralelo, a este mundo virtual que sólo existe cuando conectamos un cable a un equipo que dispone de algún tipo de monitor que transforma los 1 y 0 en gráficos de alta resolución, vídeos de gran comprensión y calidad, transferencia de información a velocidades comparables a las del pensamiento común. Y la mudanza no pudo estar exenta de los vicios que tenemos en este mundo real: pornografía, estafas, robos, violación de la privacidad, abuso de internet_addiction poder, etc. Todo esto, probablemente, magnificado a escalas poco antes conceptuadas. Antes el que tenía mayor masa muscular era el "jefe" de la tribu, luego la tribu con mayor cantidad de guerreros era la que dominaba el panorama, siguió a esto la nación con mayor infraestructura bélica sería la llamada a establecerse como la nación dominante y finalmente llegamos a quien posea lo último en tecnología es el que realmente domina al mundo. Pero en realidad hay un nivel superior aún: el que tenga control de la información, el que posea algo que otros quieran, ese es el que tiene el control. Y muchos nos enfrascamos en una colecta que parece no tener fin, buscando siempre tener más data, más información, acumular "riquezas" virtuales. Un web no existe físicamente como propiedad sino como un conjunto de 1 y 0 en algún disco duro de una computadora denominada servidor sin embargo la información que ofrece y posee casi en exclusividad le da un grado de poder superlativo y nada comparable a la realidad.

Y dentro de todo este panorama apareció, hace relativamente poco, una evolución natural, una selección natural al más puro estilo Darwiniano, que hizo que pasáramos de internautas a usuarios, de usuarios a webmasters, y como parte de esto último nació la nueva raza: los bloggers. Y nacieron dentro de un universo imperfecto que tomó como referencia el único universo que conocemos: el real. No obstante esta nueva raza ha sabido hacerse camino, abrirse paso entre todas las limitaciones existentes y está empezando a unificar, con sus variantes harto conocidas, a esta sociedad virtual que busca, de manera instintiva a mi entender, crear una situación utópica que daría una segunda oportunidad a lo planteado en su momento por Tomás Moro en su obra Utopía. Entornos virtuales que producen ganancias y reacciones reales como es en Second Life, negocios y empresas que abandonan la adquisición de grandes espacios en edificios para mudarse a bastos web sites que en algunos casos hasta parecen tener vida propia. En este mundo el blogger ha establecido que con su "carencia" de reconocimiento académico (no existe una profesión denominada blogger..... no aún), con una inclinación autodidacta en el 99.9% de las veces (sino todas) ha logrado influenciar en más de un estamento de ambos mundos, tanto el físico y real como en el virtual. El blogger vino para quedarse, de eso no tengo la menor duda (y no porque sea uno de ellos lo digo, mi opinión en este aspecto es bastante imparcial y hago referencia a aquellos bloggers que están sumamente comprometidos con su temática y función). Y es así de prometedor porque los hay para todos los gustos, adaptables a todas las circunstancias y entornos. No hay temática ni situación social que podamos imaginar en que un blogger no pueda encajar como pieza mandada a hacer a la medida.

internet-addiction El blogger es el unificador. El catalizador por excelencia en un mundo donde el medio periodístico tradicional y el altamente profesional se nutren y alimentan de lo producido por bloggers que se mantienen en el anonimato por voluntad propia o porque el entorno los encierra en dicho anonimato. No hay día en que en algún noticiero en el mundo mencione como fuente de la noticia la publicación de un blog, sea el tema que sea, serio o frívolo. En todo está el blogger, para bien o para mal, no es una raza circunscrita a parámetros establecidos, es moldeable, adaptable, instintivamente evolutivo. ¿Y se han preguntado cuál es el costo de vida de esta nueva raza?. Nacieron en la época de "la Internet" así como yo nací en la época de la conquista del espacio y otros nacieron en la época del renacimiento, de la perestroika y demás puntos significativos de nuestra historia. Sin Internet no puede haber bloggers eso es obvio y lógico. Pero Internet no es, por lo menos por ahora, considerado como parte de "la canasta familiar" promedio. Hay otros elementos más importantes como salud, alimento, instrucción, valores morales, etc. Ok, muchos pueden decir que pueden prescindir de ellos pero claramente comprenden el punto de vista: Internet NO es imperativamente indispensable para el promedio. Tiene el nivel de un celular o la televisión por cable, sin embargo NADIE se debería de morir si no tiene dichos servicios pero si una alimentación equilibrada e instrucción adecuada. No obstante si se da esos extremos. La gente hace hasta lo indecible por adquirir los servicios mencionados y el blogger por tener siempre un acceso a Internet. ¿Es esto un grado de adicción asolapado?. Es como cuando uno dice "yo tomo licor socialmente" y no quiere darse cuenta, o en el peor de los casos no puede darse cuenta, de que ya ha cruzado la raya. ¿Cuándo entonces deja de ser un bebedor social para convertirse en un alcohólico?. ¿Cuándo un blogger deja de ser una proyección virtual de un ser humano para convertirse en un dependiente de Internet atrapado en su personalidad virtual como blogger?. Y digo dependiente porque un blogger existe sólo en el mundo virtual, no en el real.

No sólo hay personas que se pasan horas ante una PC por diversos motivos: trabajo, ocio, juegos, etc. y pueden mantener una vida normal dentro de los cánones establecidos para ese significado. Y sin embargo a diferencia de la adicción a los vídeo juegos, por citar un ejemplo clásico, el blogger se ve atrapado entre estos dos universos unidos apenas por un cable de cobre o fibra de vidrio que une la extensión adiccion 01 de su anatomía (entiéndase el teclado y pc) con el mundo virtual de Internet. Córtenle el cable y el blogger muere, más queda latente aún la persona real. ¿Puede una entidad virtual vivir solamente en un mundo real?. ¿Cuántos de nosotros podemos estar dispuestos a prescindir de Internet?, ¿cuántos de nosotros podemos concebir nuestra existencia sin Internet?. Yo no puedo, la verdad sea dicha, sin sufrir un enorme sacudón en mi vida rutinaria. ¿Soy adicto a Internet entonces?. No puedo ser objetivo pero si puedo decir algo al respecto y es que al escribir este artículo estoy delimitando mis márgenes de lo virtual y lo real. Otros tal vez no puedan hacer eso. Al menos quiero creer que soy capaz de ver bien los límites de la realidad y lo virtual. Yo, por ejemplo, en este momento de mi vida admito que necesito estar conectado porque puedo compartir y comunicarme con otras personas que no juzgarán mi personalidad en función a lo habitualmente considerado en el mundo real, sino lo harán principalmente por la tendencia que muestre en este universo virtual a través de mis posts, comentarios y en gran parte por la forma en que los presento.

Los límites tan bastos y apenas parcialmente cubiertos que posee este universo virtual permite que podamos realizar una evolución paralela de nuestra personalidad, prácticamente sin límites y con menos riesgos evidentes. Entiéndase: riesgos hay. Sino recordemos las varias noticias que se han difundido sobre daños a menores y abuso de mayores debido a personas que se escudan tras un nick en este mundo virtual. Aquí podemos crear toda una nueva personalidad, una suerte de alter ego, aquí podemos moldear toda una vida nueva partiendo de nuestros conceptos y preceptos, de nuestros temores e ilusiones. Aquí uno puede ser grande, poderoso, influyente, sólido, en fin todo lo que no es en la vida real. La timidez no tiene cabida aquí, uno puede protegerse de variadas formas. ¿Puede hacer esto el blogger?. La mayoría tienen identidad confirmada, porque el blogger no busca el anonimato precisamente. Tal vez un poco la notoriedad como rezago del deseo natural de aceptación de la persona. Pero no el blogger pues él busca otro tipo de presencia en el mundo virtual. Una que mezcle lo bueno de ambos mundos. Y siempre su "pulmón artificial", lo que lo mantiene vivo, lo que permite que sus ideas fluyan y no se detengan es, reitero, un simple cable que le permite entrar al universo de lo posible. Llegado el caso, bajo circunstancias tanto especiales como específicas, ¿puede el blogger dejar Internet y continuar su vida normal?. Seguro que hay quienes pueden hacerlo, pero ¿son mayoría o minoría?.

¿Qué hace un blogger cuando no está conectado publicando los diversos artículos?. Si todo marcha dentro de parámetros normales debería de estar siguiendo las rutinas habituales: trabajar, estudiar (según el caso), labores de hogar, vida social, vida privada, etc. Esto dentro de un escenario normal e ideal (probablemente la mayoría lo web_addict disponga así). Pero ¿qué pasa dentro de él?, ¿cuánta ansiedad reprimida de manera inconsciente se va acumulando en espera de verterla cuando este frente a su computadora, conectado y publicando cosas?, ¿cuántas veces procesamos todo lo que vemos y vivimos durante nuestra vida "normal" como si fuera parte de un artículo a publicar o evaluando si podría ser el hilo de una buena idea o un denominado meme?, ¿cuántas veces, andando libremente por la calle, en aparente estado de despreocupación, vemos algo que nos agrada, llama la atención o nos motiva e inmediatamente pensamos "este sería un buen tema para mi blog"?. Si estas circunstancias las vemos en nuestras vidas habría que preguntarnos ¿hay grado de dependencia o adicción como blogger en mi vida?. No, es en serio, la adicción presenta niveles, algunos moderados como inofensivos, fácilmente controlables y asimilables. Algunos ejemplos: la gente que le gusta "la comida chatarra" puede controlarse y no estar consumiéndola diario sino de manera regular porque le preocupa seriamente la salud; personas que dejan de hacer lo que están haciendo para ver deportes o una película pero que, aún a regañadientes dejan de verlo si alguien requiere de su presencia simplemente porque saben que en algún momento lo van a repetir y situaciones similares. Pero hay adicciones que dominan, eso lo sabemos. Y es de ellas de las hablo en este artículo.

¿Puedes tú?. ¿Te consideras adicto a Internet?, ¿tal vez sólo muy dependiente?, ¿puedes dejar Internet cuando te lo propongas?. De todas las variantes nacidas de el clásico "internauta", es el blogger el que tiene el más alto grado de riesgo a no dudarlo. Y eso porque su motivación básica es compartir, tal vez la filosofía más sólida y extendida en el mundo entero gracias a las computadoras. Evalúa tu realidad y responde esta simple pregunta: ¿controlas tu necesidad de Internet o eres controlado por ella?.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

AVISO:
Muchas gracias por considerar dejar un comentario. Te pido por favor que tengas en cuenta las siguientes pautas:
1. Evita usar lenguaje prosaico u ofensivo, y mantener siempre el respeto por todos.
2. Respeta las opiniones de los demás y no cometas el error de atacarlos de manera insultante o prosaica.
3. Si no estas de acuerdo con el tema publicado, ambos sabemos que hay forma de realizar una crítica sin ofender ni agredir.
4. También queda prohibida los enlaces de promoción o publicidad descarada.
5. Finalmente te pido que no utilices abreviaturas en tus respuestas para poder mantener una armonía en la lectura de los mensajes y una mejor comprensión de la lectura.

Y como muestra de mi gratitud por tu visita y comentario, si tienes sitio web o blog y has ingresado ese dato u OpenID, agregaré tu web o blog en mi sección Blogs de amistades y/o que me gusta visitar seguido.

En caso contrario tu comentario podría ser eliminado. Aprecio mucho que consideres esta petición de mi parte. Muchas gracias por tu comprensión.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Una marmota en el barrio de Lima

Historias de una cocina

El cine que compartí

El Alquimista del Diseño Web