sábado, 20 de setiembre de 2008

Cómo convertir unos clips y un lápiz en un arma láser de oficina

Desde el departamento de cosas-divertidas-que-hacer-en-el-cubículo llega este Cómo convertir unos clips en arma de oficina, una especie de lanza-lápices al que se le puede añadir un puntero láser para que quede más impresionante.

Capaz según dicen de atravesar una lata con su potencia, forma parte de la lista de objetos de oficina con que se podría matar (ejem – o al menos intentarlo), una serie de «chismes McGyver» que conviene conocer, o por qué no construir «en pruebas», porque son de esas cosas que nunca sabes cuándo vas a poder necesitar.

pistola-laser

Todo esto proviene de un blog de suministros de oficina llamado Shoplet; hay que reconocer que le echan imagianción para promocionar sus productos.

Actualización: El Camarada nos dice que el invento en realidad se llama Super Moul y que apareció hace tiempo en OfficeGuns.com, así que ahí queda el dato.

____________________________
Fuente : Cómo convertir unos clips y un lápiz en un arma láser de oficina
Autor : Alvy
Web : Microsiervos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

AVISO:
Muchas gracias por considerar dejar un comentario. Te pido por favor que tengas en cuenta las siguientes pautas:
1. Evita usar lenguaje prosaico u ofensivo, y mantener siempre el respeto por todos.
2. Respeta las opiniones de los demás y no cometas el error de atacarlos de manera insultante o prosaica.
3. Si no estas de acuerdo con el tema publicado, ambos sabemos que hay forma de realizar una crítica sin ofender ni agredir.
4. También queda prohibida los enlaces de promoción o publicidad descarada.
5. Finalmente te pido que no utilices abreviaturas en tus respuestas para poder mantener una armonía en la lectura de los mensajes y una mejor comprensión de la lectura.

Y como muestra de mi gratitud por tu visita y comentario, si tienes sitio web o blog y has ingresado ese dato u OpenID, agregaré tu web o blog en mi sección Blogs de amistades y/o que me gusta visitar seguido.

En caso contrario tu comentario podría ser eliminado. Aprecio mucho que consideres esta petición de mi parte. Muchas gracias por tu comprensión.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Una marmota en el barrio de Lima

Historias de una cocina

El cine que compartí

El Alquimista del Diseño Web