miércoles, 19 de marzo de 2008

Cómo trabajar cómodamente y no sucumbir en el intento

La oficina es, para muchas personas, una segunda casa y, también, un foco permanente de enfermedades. De hecho, muchos trabajadores pasan más horas de vida en su puesto de trabajo que en su domicilio -más aún si se descuenta el periodo dedicado al descanso nocturno-. Las condiciones del entorno laboral tienen una incidencia innegable en la salud física y mental de quienes trabajan en oficinas.

 

mini-oficina-saludable
(haga clic sobre la imagen para verla en mayor tamaño)

 

Los datos oficiales no dejan lugar a dudas, el 40% de las enfermedades lumbares se producen en el puesto de trabajo -que en la mitad de los casos conducen a trastornos depresivos- y el  10% de las bajas se deben al estrés. Este será uno de los aspectos que abordará el Salón Internacional de Equipamiento de Oficinas y Colectividades (OFITEC), que abrirá sus puertas mañana en Madrid.

Según el especialista de la Clínica Universitaria de Navarra Javier Lavilla, el aspecto físico y el psicológico influyen en la salud laboral. El experto señala que es necesario evitar el estrés excesivo y fomentar la labor de equipo, así como los elementos positivos de la actividad que se realiza, con el fin de que el trabajador esté satisfecho con su labor. El coste económico por absentismo y bajas laborales supera los 20.000 millones de euros al año, según diversos estudios.

Donde más fácil es intervenir es en el entorno físico, en el puesto de trabajo.

En este ámbito hay que tener en cuenta, en primer lugar, la ergonomía del puesto de trabajo y, sobre todo, la silla donde se pasa gran parte de la jornada. Desde este punto de vista, el director general de la compañía de mobiliario de oficina Ofita, Camilo Agromayor, explica que lo más importante es que se adapte al cuerpo, algo posible en las sillas modernas. Aunque se debe mantener una postura recta, el respaldo debe ser flexible y permitir cierta libertad de movimientos. También deben contar con reposabrazos y reposamuñecas, para aliviar la fatiga al utilizar el ratón del ordenador o teclear.

 

La importancia de la luz

Hay muchos otros elementos a tener en cuenta. Lavilla señala factores como la luminosidad, el ruido del ambiente, la calidad del aire, el color de las paredes o incluso la decoración. "Todo está relacionado", señala.

En cuanto a la luz, Lavilla cree que hay que matizar el protagonismo que se daba en el pasado a la luz natural, ya que presenta notables variaciones a lo largo del día o la estación y puede "distorsionar un buen ambiente artificial", mucho más uniforme.

En general, debe ser blanca o azulada, para reducir la fatiga. En el caso de que haya luz natural, es aconsejable el empleo de filtros, como cristales tintados o cortinas de algún tipo, para matizarla.

 

Pantalla con brillo reducido

Otro elemento relacionado con la vista es la pantalla del ordenador, que es uno de los factores que más ha modificado la naturaleza del puesto de oficina tras la llegada de las pantallas planas, que han permitido dotar de una mayor superficie libre a la mesa y de una mayor distancia entre el trabajador y el monitor. "La llegada de las pantallas planas ha supuesto ventajas para la salud ocular y aunque ha propiciado que los puestos sean algo más pequeños, no se ha perdido superficie útil", explica Agromayor.

Lavilla recomienda elegir una pantalla de ordenador que tenga pocas fluctuaciones y un brillo reducido, además de buena calidad de imagen y un correcto estado de conservación. La pantalla debe situarse de forma perpendicular a las ventanas, para evitar los reflejos o contraluz. Por otro lado, teniendo en cuenta que el trabajador pasa gran parte del día en su puesto, el especialista destaca que es esencial "una buena hidratación", mejor a través de un dispositivo de suministro de agua que de una máquina expendedora de refrescos. En este mismo sentido, el especialista destaca que es siempre más aconsejable tener a mano cestas con fruta fresca a máquinas expendedoras de alimentos prefabricados o bollería industrial.

 

Condiciones para trabajar en una oficina saludable

  1. Una postura adecuada
    La primera recomendación es cambiar la postura estática por estar sentado en movimiento activo, algo a lo que ayuda un respaldo flexible. También hay que cambiar de postura con cierta frecuencia.
  2. Evitar el cansancio visual
    Hay que intentar no pasar más de cuatro horas diarias frente a la pantalla y además es aconsejable realizar pausas, cerrando los ojos durante breves instantes, además de  mantener una distancia con la pantalla de 55 centímetros.
  3. Mesa personalizada
    La mesa debe estar adaptada a la labor que realiza cada trabajador, siendo distinta si el puesto incluye recibir a otras personas o no. Debe ser estable y tener los bordes redondeados.
  4. Ordenador
    Debe estar situado sobre la mesa principal, frente al trabajador, aunque dejando espacio a los lados para poner documentos.
  5. Música
    Una tenue música de fondo puede ayudar a mejorar la motivación y el rendimientode los trabajadores.
  6. No al estrés
    Aunque algo de tensión es necesaria en cualquier trabajo, hay que evitar a toda costa caer en las garras del estrés. Esta dolencia origina más del 10% de todas las bajas laborales, según un estudio realizado por la consultora Mercer Human Consulting en 300 empresas de la Unión Europea.
  7. Jornada ajustada
    Según la Organización Internacional del Trabajo, una de cada cinco personas en el mundo trabaja más de 48 horas semanales, una jornada excesiva, a juicio de este organismo internacional, que recomienda jornadas más reducidas por sus efectos positivos.
  8. Conciliación
    Conseguir el equilibrio entre la vida profesional y la vida privada y familiar es una demanda cada vez más frecuente entre los trabajadores, además de una forma de aumentar la motivación.

____________________________

Fuente : Cómo trabajar cómodamente y no sucumbir en el intento
Autor : Antonio González
Web : Publico.ES

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

AVISO:
Muchas gracias por considerar dejar un comentario. Te pido por favor que tengas en cuenta las siguientes pautas:
1. Evita usar lenguaje prosaico u ofensivo, y mantener siempre el respeto por todos.
2. Respeta las opiniones de los demás y no cometas el error de atacarlos de manera insultante o prosaica.
3. Si no estas de acuerdo con el tema publicado, ambos sabemos que hay forma de realizar una crítica sin ofender ni agredir.
4. También queda prohibida los enlaces de promoción o publicidad descarada.
5. Finalmente te pido que no utilices abreviaturas en tus respuestas para poder mantener una armonía en la lectura de los mensajes y una mejor comprensión de la lectura.

Y como muestra de mi gratitud por tu visita y comentario, si tienes sitio web o blog y has ingresado ese dato u OpenID, agregaré tu web o blog en mi sección Blogs de amistades y/o que me gusta visitar seguido.

En caso contrario tu comentario podría ser eliminado. Aprecio mucho que consideres esta petición de mi parte. Muchas gracias por tu comprensión.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Una marmota en el barrio de Lima

Historias de una cocina

El cine que compartí

El Alquimista del Diseño Web