martes, 15 de enero de 2008

Del por que me gusta trabajar de noche y madrugada

Bueno, la explicación corta es simple: no hay ruidos, nadie llama por teléfono, nadie viene a ofrecerme productos a la puerta de mi casa tocando el timbre insistentemente, mi dulce Malú (cuando vivía por supuesto) se la pasaba conmigo, durmiendo en el estudio y ladrando ocasionalmente cuando escuchaba un ruido raro o a un gato rondar por los alrededores. Pero en realidad es por más razones, no tan escuetas ni simples a decir verdad.

No hay nada que me distraiga ni provoque hacer en vez de trabajar en lo que esté trabajando. No hay películas en cable, no hay que ver la comida, no hay que cuidar a mis mamis, no hay que ver la hora a cada rato. El silencio me permite escucharme a mi solamente, mis pensamientos y mis falanges tipeando código fuente de mis diseños web, o creando algún diseño multimedia.

Trabajo mejor bajo presión. No sé porque. No tengo planes ni establezco un plan de trabajo. Simplemente las ideas fluyen. Escucho mi música clásica, Mozart, Rachmaninoff, Brahms, Debussy, Beethoven, Bach, Liszt, lo que sea que me provoque. En una hora de trabajo nocturno puedo hacer lo que casi en media mañana normalmente. Mi mente se despierta y despeja, se libró de todos los pensamientos innecesarios que se acumulan durante el día y se van procesando por la tarde.

En verano, el fresco de la noche es agradable para tipear como ahora por ejemplo. Son las 9pm aquí, en Lima, Perú, y estoy escuchando a Mitsuko Uchida tocar las sonatas completas para piano de Mozart.

En resumen, la verdad, no sé porque me gusta más trabajar de noche, sólo sé que a esas horas, soy más yo de lo que soy durante el día. Hubo un tiempo en que salía a caminar por las avenidas más amplias y transitadas hasta las 3am. viendo a la gente hacer su vida nocturna, algunos vida normal, otros vidas cuestionables desde el punto de vista moral. Me gusta la noche, soy uno con ella. Se respira privacidad aún cuando haya poca gente al tu alrededor, porque ellos pertenecen a sus propios mundos, aislados y ajenos al mío.

La noche es el mejor momento para varias cosas: estar con tu amante, escuchar música, leer un buen libro, comer algo que uno ha preparado y por supuesto, crear, trabajar, improvisar....  Tal vez sea un ser solitario, no estoy seguro. Sólo sé que cuando llegué mi hora, espero que Dios me conceda el favor poder cerrar mis ojos de noche. Silencio mientras escuchó a Mozart. Gracias por leerme.

2 comentarios:

  1. Estimado Rómulo,
    Gracias por visitar mi blog y así permitirme conocerte. Qué bueno que encontraste de utilidad el enlace del libro de Casarjian, es valioso. Te respondí en mi blog y te repito la respuesta, creo que es un tema que puede ser útil para cualquier persona.

    Ya ví tus blogs! Qué creatividad. Me daré un tiempo para leerte con más calma. Veo que eres medio noctámbulo, escribí una entrada el año pasado sobre el tema. Existen diferencias psicológicas entre las personas que nos gusta trabajar de noche y las que les gusta trabajar de día.

    Gracias por tomar un café en mi blog. Te espero cuando quieras.

    Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  2. Y bueno, en épocas de vacas flacas que es cuando no hay trabajo, me entretengo en esto de blogear, que no siéndo desconocido para mi por lo que me dedico al diseño de aplicaciones para internet y multimedia, no había reparado lo relajante y buena medicina que representa para liberar tensiones.

    A decir verdad, el blog que más relajo me esta dando es "Una marmota en el barrio de Lima", que esta en mi preferencia un poquito por encima del resto.

    Gracias por tu visita y comentario. Me he tomado la libertad de agregar tu blog en mi lista de "Blogs de amistades y/o que me gusta visitar seguido" sin compromiso alguno, por favor, no te sientas obligado a nada, hago esto porque me hace sentir bien, nada más.

    Un saludo desde Lima, Perú mi estimado amigo

    ResponderEliminar

AVISO:
Muchas gracias por considerar dejar un comentario. Te pido por favor que tengas en cuenta las siguientes pautas:
1. Evita usar lenguaje prosaico u ofensivo, y mantener siempre el respeto por todos.
2. Respeta las opiniones de los demás y no cometas el error de atacarlos de manera insultante o prosaica.
3. Si no estas de acuerdo con el tema publicado, ambos sabemos que hay forma de realizar una crítica sin ofender ni agredir.
4. También queda prohibida los enlaces de promoción o publicidad descarada.
5. Finalmente te pido que no utilices abreviaturas en tus respuestas para poder mantener una armonía en la lectura de los mensajes y una mejor comprensión de la lectura.

Y como muestra de mi gratitud por tu visita y comentario, si tienes sitio web o blog y has ingresado ese dato u OpenID, agregaré tu web o blog en mi sección Blogs de amistades y/o que me gusta visitar seguido.

En caso contrario tu comentario podría ser eliminado. Aprecio mucho que consideres esta petición de mi parte. Muchas gracias por tu comprensión.

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Una marmota en el barrio de Lima

Historias de una cocina

El cine que compartí

El Alquimista del Diseño Web